+5519903449
info@inasam.com.mx

Demencia.

Instituto Nacional para la Atención de la Salud Mental

Aspectos y recomendaciones sobre… ay ya se me olvidó!

Esta vez te comentaré sobre una condición que afecta entre el 5 y 10 % de las personas mayores de 65 años y mas de 50% a los mayores de 85 años y que aumenta a la población afectada en cuanto la edad aumenta. Ya te acordaste de lo que estoy hablando? Pero si ya te lo había dicho? Pues eso se siente cuando empiezas a no acordarte de cosas que te parecían sencillas y comunes, que aparte en ocasiones es difícil detener y que por tanto te da tristeza, miedo, y clínicamente se llama DEMENCIA.

Etimológicamente, demencia viene del latín “de” que significa alejarse o alejado y “mens” que significa mente y podemos definirla como la pérdida de la función intelectual que va más allá de lo normal; es para aquellos casos en los que los trastornos de la función mental ocasionan alteraciones significativas, es decir que la pérdida de memoria leve que ocurre en el envejecimiento no es demencia. 

Para que sea diagnosticada una persona con demencia, se necesita tener como resultado una alteración importante en el funcionamiento social y laboral, y que represente un declive significativo respecto al nivel de funcionamiento que antes se presentaba. Osea que el retraso mental tampoco podemos llamarlo demencia, ya que una persona con retraso mental, nunca tuvo un intelecto normal y en la demencia se pierde el que ya teníamos, esto nos lleva a decir que la demencia se adquiere durante la vida por un trastorno del Sistema Nervioso Central. 

Es un padecimiento triste por supuesto, ya que involucra también la desintegración de la personalidad y cambios en el comportamiento, en caso de que sea progresiva puede incluso quitarle a la persona todas las cualidades que lo distinguen como humano, esta pérdida de la memoria, capacidades y cualidades de la personalidad pueden ser graduales o repentinas.

En el caso de ser repentina puede ser por un accidente cerebrovascular, por ejemplo trombosis (un tapón que obstruye un vaso sanguíneo y por lo tanto no circula y hay muerte del segmento sin circulación) o un émbolo (cuando se desprenden pedazos de trombo y se “atoran” en otro lugar, principalmente pulmones o cerebro), entonces la persona a quien le sucede algunos de estos eventos, puede tener como consecuencia demencia. Por el lado de ser gradual, significa que poco a poco se va dando la pérdida, tan lento que incluso puedes no darte cuenta hasta que en algún momento la acumulación de las capacidades que disminuyen es bastante notoria y el tratamiento será menos efectivo e improbable la reversibilidad.

Otro punto importante es que la demencia es diferente a padecer trastornos del lenguaje del hemisferio izquierdo, como los siguientes:

Afasia: trastorno de la facultad de expresión hablada, escrita o mímica. 

Alexia: imposibilidad para leer, asociación entre signos gráficos y conceptos. 

Agrafia: imposibilidad de expresar los pensamientos por escrito. 

Apraxia: pérdida de la compresión del uso de los objetos ordinarios que da lugar a absurdos

Agnosia: pérdida de la facultad de transformar las sensaciones simples en percepciones propiamente dichas, aquí la persona no reconoce otras personas u objetos. 

Debido a los amplios aspectos por los cuales se ve afectada la persona o por los cuales es generada la demencia, podemos clasificarla en muchas áreas:

  • Por su causa: a veces es difícil, pero si se logra es mas fácil tener el tratamiento adecuado.
  • Por edad de aparición: presenil (menos de 65 años) o senil (mas de 65 años).
  • Por síntomas neurológicos que la acompañan: delirio o alucinaciones por ejemplo.
  • Por respuesta al tratamiento.
  • Por área de localización: cortical, frontal-subcortical o axial.
  • Según el inicio: gradual, repentino, estático, remitente, progresivo, permanente, reversible, causada por alguna otra patología.
  • Como primaria (es la enfermedad principal, por ejemplo Alzheimer) o secundaria (como consecuencia de otra enfermedad, por ejemplo hipotiroidismo, deficiencia de vitamina B12 en alcohólicos, hematoma subdural, tumores intracraneales, padecer SIDA, entre otras)

Aproximadamente 15% de los casos son reversibles si se inicia el tratamiento antes de un daño que ya no se pueda reparar.  Pero cuando se trata de una demencia primaria de tipo gradual, es difícil darse cuenta que se está padeciendo porque como su clasificación lo dice, los cambios van sucediendo poco a poco y no les ponemos gran atención, a menos que aparezca una enfermedad, traumatismo o trastorno emocional que nos hacen poner atención y descubrimos que había desde antes cambios conductuales y de la personalidad en nuestro familiar o conocido. 

En la mayoría de los casos, se comienza con los cambios de la personalidad que pueden verse reflejados por ejemplo en la pérdida de espontaneidad, apatía, retraimiento, se alejan de familiares o amigos, se sienten solos y pierden interés en actividades que antes tenían como pasatiempos o hasta del mismo trabajo. Así que si te das cuenta, esto parece que es una persona con depresión o no? Pero fíjate, resulta que esto que tu ves en el familiar o conocido, es resultado emocional de que el empieza a darse cuenta de que tiene pérdida de funciones cognoscitivas (intelectuales).

En otros casos los cambios de personalidad pueden ser lo contrario aunque es menos común porque hay daño en lóbulos frontales, esto sería ser muy extrovertido, no planificar, despreocupado, desinhibido, perder hábitos y modales personales o en el trato social, volverse groseros hasta ocasionar problemas financieros, sociales, familiares o laborales. Algunos pueden incluso involucrarse en experiencias sexuales desafortunadas, tener cambios en la orientación sexual, esto es más común en hombres y se debe a los cambios hormonales y cerebrales que se dan también por la edad; en mujeres es más común cambios en la libido porque disminuye la testosterona. 

En un tiempo más avanzado, la demencia se empieza a notar más en el deterioro intelectual, ya la persona, por mas que utiliza “mañas” para disimular o contrarrestar sus déficits, no es posible dejar que se noten y podemos mencionar por ejemplo: dificultad para hacer actividades que requieren de pensamiento novedoso, creatividad, repetir preguntas una y otra vez porque no pueden recordar la respuesta, olvidarse de sus citas, eventos importantes de su vida, comenzar a hablar con palabras menos variadas, comunicarse sin un significado completo, tendencia a perderse, no reconocer amigos o lugares comunes hasta llegar a la incontinencia y pérdida de la capacidad de aseo hasta olvidar lo que ni tú te puedes imaginar, por ejemplo respirar!

¿Qué susto no? Y lo podemos vivir personalmente o con algún familiar, esto sin duda forzará a la familia completa a reajustarse, no sólo a quien lo padece, ya que requiere de cuidados especiales y a medida que avanza son necesarios con mayor constancia, esto implica una gran pérdida para toda la familia ya que es una de las pérdidas que más aspectos de la vida envuelve es decir del pasado, presente y futuro de todos los involucrados con el enfermo y él mismo

Como definitivamente estar informados es la mejor manera de prevenir y tratar de mantener la salud lo mejor posible, aunque a veces por nuestros genes podemos tener una mayor disposición a desarrollar enfermedades, siempre podemos hacer algo por intentar disminuir el riesgo en esos casos. Por eso y como es mi costumbre, te propongo aquí algunas recomendaciones que pueden ayudarte a mantener la mente activa y disminuir riesgos:

  • Diviértete con tus amigos y familiares en juegos que impliquen actividad mental, como juegos de mesa que tengan un reto mental, contar chistes, adivinanzas, cantar, bailar o algo que a mí no se me ocurrió y si eres creativo nos lo puedes compartir.
  • Un estudio demostró que dejar de fumar, reduce el riesgo de desarrollar demencia en un 70%, cuál es la conclusión? También por ahí mencionamos el alcohol, te acuerdas?
  • Cuida tu colesterol, hipertensión, realiza ejercicio, esto disminuirá el riesgo de problemas arteriales; recuerdas cómo está relacionado?
  • Consume alimentos con complejo de Vitamina B, Vitamina E y D, antioxidantes en general, pescado y aceite de olivo. Tampoco abuses, ya sabes que los excesos en esta vida nos amenazan.
  • Reta a tu mente con actividades diarias que haces automáticamente como por ejemplo: bañarte con los ojos cerrados, lavarte los dientes con mano que no usas, cambiarle a la tele con la otra mano, irte al trabajo por otro camino, subir las escaleras de tu casa de reversa o vestirte con la luz apagad (pero antes escoge tu ropa, no vaya a ser que prevengas demencia, pero te digan daltónico).
  • Reduce el distress de tu vida.
  • Finalmente rodéate de relaciones funcionales y sanas para tu vida… esto seguro te ayudará a poder logar todos los puntos anteriores, estar más alegre.
  • La vida está hecha de recuerdos, has de cada día una experiencia que al final no importa si la recuerdas tal cual, el chiste solamente es que te recuerde que eres feliz!

Si tienes dudas y comentarios sobre este artículo o nuevas inquietudes sobre las cuales quisieras aprender, escríbenos y exprésate!