Demencia.

Etimológicamente, demencia viene del latín “de” que significa alejarse o alejado y “mens” que significa mente y podemos definirla como la pérdida de la función intelectual que va más allá de lo normal.